Così fan Tutte – Después de la Lluvia, la Tormenta

Y Rafa se fue a Udine…. Y en las frías noches de la bella ciudad italiana, pero siempre al calor del maestro Pelucci, el primer hervor de la ilusión, propició que el gigantismo de un Cosí fan tutte por parir. Ya por sólo por ello, merecía la pena. De a poco, su incipiente vida de Erasmus también nos regaló conocimiento al resto.

Y como el testigo que porta el velocista, que se sabe inútil si no pasa de mano en mano, el proyecto cayó en box mail de Judith. Y en la calurosa séptima planta del Conservatorio, me asestó una certera punzada a la glándula del “no hay güevos”. Diez minutos despúes, entrabamos en el despacho de nuestro Jefe de Estudios al que no es difícil de convencer, es un hombre de retos. A mismo tiempo, el director de nuestro centro levantó el teléfono y al otro lado el Pérez Galdós, teatro mítico de la ciudad, dijo sí.

Luego colgó, sonrió y nos retó…

Heridos en el orgullo, llevamos el reto a los nuestros, a los compañeros de un departamento que pasan por espartanos cuando se les requiere. José Carmelo y Juanfra, que hasta ese momento prestaban servicios como Pitia, el Oráculo délfico, pasaron a nuestro lado para ser también Egeo, el mítico rey de Atenas que consulta dicho oráculo.

Y llegaron las primeras ideas…. Entre varias, aposté por un circo. Aposté por un Mozart en tierras de combate, maquillado como los héroes de Payasos sin Fronteras. El mismo Da Ponte me dio la idea y el propio Mozart me regaló sobrados motivos para reconstruir las traiciones del Così fan tutte.

Y el director me entregó la maquinaria. En las primeras reuniones con todos los entes que salían a nuestro paso, hubo el máximo de fluidez. Allí fue cuando proyecto empezó a tener varios dueños y abogados defensores. Apostó con nosotros la Escuela de Actores y la Escuela de Arte y Superior de Diseño.

Luego llegaron las primeras reuniones con el equipo del Pérez Galdós. Fueron reuniones fáciles y de mucha química. Sergio, el director, y yo, comprobábamos como iba tomando volumen y alto riesgo, lo que semanas antes se fraguó en una gélida ciudad italiana.

Otros condicionantes y obligaciones nacian de la nueva relación con el Teatro: una escenografía acorde, un casting, una presentación pública, más repercusión regional, etc…

Días después, el martes 17 de enero, se presentaba el proyecto públicamente. En la mesa Sergio, el director, con D. Jose Miguel Pérez, Vicepresidente del Gobierno de Canarias, Dña Isabel García Bolta, concejala de cultura del Ayto. de Las Palmas y D. Juan Cambreleng, director del Teatro Pérez Galdós.

Por delante más reuniones y un largo camino por andar. Muy ilusionante.

Dos fotos jalonan esta primera publicación en el muro. Fotos que reflejan el inicio y el final de este primer proceso. De la primera me quedo con la alegría y con el entusiasmo de aquellos que creen en que las ideas mueven el mundo. De la segunda me quedo con el compromiso de los que se mojan y alimentan a los soñadores.

Y Voló. El proyecto pasó de una idea tamizada por fugaz paso de un Erasmus, a la inalienable verdad del arte hecho carne…

Nacho Cabrera

Anuncios

Acerca de teatrolarepublica

Director de Teatro.

Publicado el 19/01/2012 en Così fan Tutte, Otros Trabajos. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Rafa Sänchez

    Un honor y un lujo haber sido partícipe de semejante proyecto…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s