Ciudadano Yago en el programa “Roscas y Cotufas”

Kiko Barroso. Director Roscas y CotufasKiko Barroso, exelente profesional de la radio en Canarias, también se hizo eco en el programa estrella “Roscas y Cotufas” de Canarias Radio la Autonómica, de nuestro “Ciudadano Yago”. Como siempre, es un placer inmeson compartir tarde, radio y café con un amante del arte y la cultura como Kiko en la sección “el camerino”. La entrevista se realizó el pasado 21 de Marzo para presentar nuestra funciones en el Teatro Guiniguada de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria. Si quieres escuchar la entrevista con el director de la obra, Nacho Cabrera, entra el el link que te adjuntamos al final de esta nota, y busca el programa del 21/03/14.

Entrevista

Entrevista en 9º Auditorio.

Entrevista en el programa 9º Auditorio Aquí les dejamos una instantánea que nos tomaron después de la entrevista que hicimos en el programa 9º Auditorio, de Canarias Radio La Autonómica, que conduce Rubén Mayor. Agradable y profunda entrevista en la sección “Notas a un perfil” que realizamos el pasado 20 de Marzo para presentar nuestra funciones en el Teatro Guiniguada de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria. En la instantánea pueden ver a Miguel Ángel Maciel y Rubén Sánchez Araña junto a Rubén Mayor. Si quieres escuchar la entrevista, entre el el link que te adjuntamos abajo, y busca el programa del 20/03/14

Entrevista

Spot Ciudadano Yago

Aquí les dejamos nuestro último spot sobre Ciudadano Yago, donde nos han echado una mano los amigos del Factoría del Arte.

La primera edición de CIUDADANO YAGO

Primera Edición en tres idiomas: castellano, inglés e italiano...

Primera Edición en tres idiomas: castellano, inglés e italiano…

Queridos amigos, por fin ya ha salido de imprenta la primera tirada de nuestro “hijo” CIUDADANO YAGO. Nos ha salido hermosa la criatura, anque quizás también sea amor de padres esta aseveración.
Les hacemos llegar la primera foto tomada por el responsable de la edición Victoriano Santana Sanjurgo. No nos cansaremos de dar las gracias a todos: Rubén, Miguel, Meli, Nacho, Héctor, Rafa, Angela, Victoriano, Victor, Manolo, Juani, Dani, ….. y a todos los mecenas que confiaron en el proyecto desde el primer momento.

Nunca les agradeceremos lo suficiente haber empujado a cada rato este proyecto, esta idea de hacer teatro. Y aunque sabemos que el teatro se escribe para representarse, y que lo escrito en sí mismo no es teatro, si que este libro supone una referencia y guía para futuros proyectos.

Infinitas gracias. Salud y República.

Nacho Cabrera leerá el Mensaje por el Día Internacional del Teatro 2014

El director titular de Teatro La República será el encargado de leer el manifiesto por el día mundial del teatro, que se desarrollará el 27 de Marzo del presente 2014 en el Teatro Guiniguada de la capital grancanaria.

Cartel de la actividad a desarrollar por el Teatro Guiniguada con motivo del día mundial del teatro 2014

Cartel de la actividad a desarrollar por el Teatro Guiniguada con motivo del día mundial del teatro 2014

«El Día Mundial del Teatro (World Theatre Day) fue creado en 1961 por el Instituto Internacional del Teatro (ITI). Se celebra anualmente el 27 de marzo por los Centros ITI y la comunidad teatral internacional. Varios eventos teatrales nacionales e internacionales son organizados para conmemorar esta ocasión. Uno de los más importantes es la circulación del Mensaje Internacional del Día Mundial del Teatro a través del cual, por invitación del ITI, una figura de talla mundial comparte sus reflexiones sobre el tema del Teatro y una Cultura de Paz. El primer Mensaje Internacional del Día Mundial del Teatro fue escrito por Jean Cocteau (Francia) en 1962, para este año 2014, se le ha encargado dicho manifiesto al director Brett Bailey.

 Primero fue en Helsinki, y luego en Viena, en el 9º Congreso Mundial del ITI en junio de 1961 que el Presidente Arvi Kivimaa propuso en nombre del Centro Finlandés del Instituto Internacional de Teatro que un Día Mundial del Teatro sea instituido. La propuesta, respaldada por los centros escandinavos, se realizó por aclamación.

 Desde entonces, cada año el 27 de marzo (fecha de la apertura de 1962 del “Teatro de las Naciones” temporada en París), el Día Mundial del Teatro se celebra en muchas y variadas formas por los Centros Nacionales del ITI de los cuales en la actualidad hay casi 100 en todo el mundo.

Cada año, una figura sobresaliente en el teatro o una persona excepcional en corazón y espíritu de otro campo, es invitada a compartir sus reflexiones sobre el teatro y la armonía internacional. Lo que se conoce como el Mensaje Internacional se traduce en más de 20 idiomas, leído por decenas de miles de espectadores antes de las presentaciones en teatros de todo el mundo e impreso en cientos de diarios. Colegas en el ámbito audiovisual dan una mano fraternal, más de cien estaciones de radio y televisión que transmiten el Mensaje a los oyentes en todos los rincones de los cinco continentes.»

Mensaje Internacional por el Día Mundial del Teatro 2014

Donde exista la sociedad humana, el irreprensible Espíritu de la Representación se manifiesta

Brett Bailey

Brett Bailey

Bajo los árboles en pequeños pueblos, y en los escenarios altamente tecnificados en metrópolis globales; en pasillos de escuelas y en campos y en templos; en barriadas, en plazas públicas, en centros comunitarios y en sótanos de ciudades del interior, la gente es atraída para compartir en el efímero mundo teatral que creamos para expresar nuestra complejidad humana, nuestra diversidad, nuestra vulnerabilidad, en carne viva, y aliento, y voz.

Nos reunimos para sollozar y para recordar; para reír y contemplar; para aprender y para afirmar y para imaginar. Para maravillarnos de la destreza técnica, y para encarnar a los dioses. Para capturar nuestro aliento colectivo en nuestra habilidad para la belleza y la compasión y la monstruosidad. Venimos a energizarnos, y a empoderarnos. Para celebrar la riqueza de nuestras diversas culturas, y para disolver las fronteras que nos dividen

Donde exista la sociedad humana, el irreprensible Espíritu de la Representación se manifiesta. Nacido en la comunidad, lleva las máscaras y las vestimentas de  nuestras diversas tradiciones.  Utiliza nuestros lenguajes y ritmos y gestos, y aclara un espacio  entre nosotros.

Y nosotros, los artistas que trabajamos con este espíritu ancestral, nos sentimos obligados a canalizarlo a través de nuestros corazones, nuestras ideas y nuestros cuerpos para revelar nuestras realidades en toda su mundanidad y brillante misterio.

Pero en esta era en la que tantos millones luchan por sobrevivir, están sufriendo bajo regímenes opresores y de un capitalismo depredador, están huyendo de conflictos y adversidades; donde nuestra privacidad es invadida por servicios secretos y nuestras palabras son censuradas por gobiernos entrometidos; donde los bosques están siendo aniquilados, especies exterminadas y océanos envenenados: ¿qué nos sentimos obligados a revelar?

En este mundo de poderes desiguales, en el que diversos órdenes hegemónicos tratan de convencernos que una nación, una raza, un género, una preferencia sexual, una religión, una ideología, un marco cultural es superior a todos los otros, ¿es verdaderamente defendible insistir que las artes deben estar sin cadenas frente a las agendas sociales?

¿Estamos nosotros, los artistas de arenas y escenarios, conformes con las esterilizadas demandas  del mercado, o aprovechar el poder que nosotros tenemos: el de limpiar el espacio en los corazones y las mentes de la sociedad,  para reunir a la gente alrededor de nosotros, para inspirar, encantar e informar, y crear un mundo de esperanza y generosa cooperación?

Brett Bailey

Se extienden las buenas críticas…

bocadillo_pequeño1-315x145De la exelente crítica de Victoriano Santana Sanjurjo, también se ha hecho eco la prestigiosa publicación de cultura www.canariascultura.com.

No nos queda más que seguir agradeciendo a todos las maravillosas críticas que estamos recibiendo y el acogimiento que medios y público en general nos están dispensando…

Si quieres leer la crítica, pincha en el dibujo que acompaña a esta noticia y podrás disfrutar de ella como nosotros ya lo hemos hecho.

Infinitas gracias

Comunicado Suspensión de las funciones previstas en el SIT

Teatro La República comunica que las funciones que se iban a desarrollar el próximo día 4 y 5 de Abril en la Sala Insular de Teatro de Las Palmas de Gran Canaria, han sido suspendidas unilateralmente y por causas ajenas a esta compañía, por los responsables de dicha institución.

Por consiguiente, la presentación del libro “CIUDADANO YAGO” que teníamos previstas para dichas fechas, quedará pendiente hasta otra, que anunciaremos con antelación.

Rogamos disculpen las molestias.

Justicia en el Guimerá para el Ciudadano Yago

Cada crítica que nos llega, nos empuja en volandas a seguir adelante en esta trinchera de la cultura. Pero cuando esos apuntes críticos, vienen de gente con criterio y referentes de nuestra cultura, nos sentimos premiados y sobradamente recompesados por el trabajo del día a día…. Infinitas gracias Victoriano por el artículo que guardaremos con el cariño que se le profesa a un hermano…. Salud y Republica…

En este link puedes ver el artículo al completo

Justicia en el Guimerá para el Ciudadano Yago

 

Escritor y crítico literario

Escritor y crítico literario

Magistral lección de arte dramático es la impartida el pasado sábado, 22 de febrero, en el Teatro Guimerá de la capital tinerfeña de la mano de un majestuoso Miguel Ángel Maciel, de la compañía Teatro La República, quien condujo, como solo los muy grandes saben hacerlo, un texto (Ciudadano Yago de Nacho Cabrera) que, en sí mismo, es todo un reto para cualquier actor que se precie o que busque ser apreciado, pues no estamos precisamente ante un texto sencillo desde el punto de vista técnico: sobre la base de un monólogo se producen numerosos desdoblamientos de personajes procedentes del Otelo shakesperiano que configuran los diálogos y, en según qué momentos, las acotaciones, más propias en ocasiones de la narración que del estilo directo teatral.

A la admirable por su belleza complejidad del texto (créanme, es increíble lo que Nacho ha compuesto) y a la memorable intervención de Maciel, cautivadora y merecedora, si hubiera justicia, de un Max, un Molière, un Olivier o un Tony, o los cuatro premios a la vez, hay que sumarle la presencia simbólica de un álter ego del protagonista, quien troca las palabras por la música, lo que se traduce en una suerte de cohesión que permite consolidar la secuencia principal de la representación: Yago frente al tribunal del tiempo, como se apunta en la inminente edición en formato libro de la obra teatral.

Este otro yo es el papel que, con igual maestría, desarrolla Rubén Sánchez Araña. A pesar de que el eje central de la obra recae sobre el extenso monólogo de Maciel, lo cierto es que la misión de Sánchez Araña no es baladí en la pieza representada, pues sus palabras-musicales y su situación en el escenario, tan próxima en los movimientos y en los referidos desdoblamientos, convierten en esencial su participación en el desarrollo de la trama. No es la suya una música de compañía para crear ambiente; no, ni mucho menos. La música de Rubén son las palabras de Maciel: estas no pueden convivir en el progreso del argumento teatral sin la otra. Ambos despolarizan el desarrollo discursivo para que se equilibre, para que surja la connotación simbólica de que las dos entidades actorales son necesarias para que el sentido de justicia que persigue el texto de Nacho se consolide. La dualidad representada por la balanza de la justicia (culpable vs inocente) es la que se construye con la presencia de estos dos metafóricos platillos que penden de un propósito: que los asistentes, las señorías de la historia, se pronuncien definitivamente en el juicio al que Yago debe ser sometido, cuando termine el acto y gracias a que ha sido escuchado.

El trabajo impecable sobre el escenario es el resultado del enorme talento de los dos actores y, como no puede ser de otro modo, del extraordinario trabajo realizado por el equipo técnico, con Nacho Cabrera a la cabeza, en la dirección, y (dejo al margen a muchos otros nombres que, sin duda, se me quedan en el tintero de mi teclado: escenógrafo, iluminación, transporte…) con la gran labor logística realizada por Héctor Muñoz. Este, Nacho, Miguel Ángel y Melisa Espino (responsable del área pedagógica del grupo teatral) constituyen el núcleo de Teatro La República, la compañía responsable de que Ciudadano Yago se haya convertido en una de las mejores producciones teatrales hechas durante el último año en toda España. (Pregunto: ¿Algún gestor cultural político de Canarias sabe esto?).

En julio de 2013 se estrenó Ciudadano Yago, y aunque hasta ahora no ha tenido el número de representaciones que se merece, lo cierto es que su puesta en escena ha cautivado a cuantos han visto la obra, un público que huye de lo inmensamente cómodo para someterse al placer de lo intensamente conflictivo, tanto en lo retórico como en lo social. Quienes han visto la obra no pertenecen al cupo de los candorosos, como tampoco son miembros de esta “cofradía” los que han profundizado en el sentido del Otelo de Shakespeare (1604). He ahí una clave de lo que el espectador puede esperar de esta pieza de Nacho Cabrera: nada es ingenuo ni superficial, nada es travieso o propio de almas revoltosillas, nada es ñoño; al contrario, todo es fuerza en el texto, vigor, transgresión, ruptura, subversión, pero siempre desde un orden, siempre desde una coordenada perfectamente trazada y que me permite aventurar que este Ciudadano… que me ocupa es el que hubiese escrito el mismo genio de Stratford-upon-Avon si viviese en nuestros días.

Esta precisa y perfecta segunda parte de Otelo se aprecia más cuando se tiene muy presente el texto de Shakespeare. Si nos quedásemos exclusivamente con la propuesta de Ciudadano Yago, la experiencia teatral sería en sí misma grandiosa, como lo es la audición de El anillo de los nibelungos de Wagner dejando de lado el tema mitológico germánico; mas cuando el texto de Nacho sigue al conocimiento y la presencia constante del que compuso el autor de Romeo y Julieta, la referida experiencia se muestra sublime, inevitablemente catártica.

Nacho ha tomado un gajo del árbol “oteliano” y lo ha plantado en nuestro siglo actualizando la clave de su razón de ser: en el siglo XVII, el honor y su posible pérdida conllevaban los celos y sus consecuencias; en el siglo XXI, los prejuicios -un problema de comunicación- traen consigo a su vez la necesidad de que se disipen con la justicia.

Así es, mi dilecto lector, el Ciudadano Yago que gozó el público de Santa Cruz de Tenerife el pasado sábado 22 y, el día anterior, el público de Puerto de la Cruz; y este será el que, por fortuna, podrá nuevamente disfrutar el público grancanario los próximos días 21 y 22 de marzo en el palmense Teatro Guiniguada.

Ojalá que estas sesiones sirvan para consolidar en la conciencia del público la existencia de esta joya teatral, todo un reto intelectual y estético que bien merece la pena ser disfrutado, pues en ellas se ofrecerá al mundo para su inmortalidad la edición textual de la obra, que para entonces verá la luz como quinto título de la Biblioteca Canaria de Lecturas (Mercurio Editorial).

Crítica de un espectador. Teatro Guimerá

De las cosas más maravillosas que le puede pasar a una compañía de teatro, es tener espectadores como Daniel Molini. No tenemos el gusto de conocerle, pero no queríamos dejar pasar la bonita oportunidad para agradecerle palabras tan maravillosas. Ojalá nos podamos ver pronto.

Imagen

Ciudadano Yago de camino a la imprenta…

Ya está en imprenta CIUDADANO YAGO. En breve la tendremos en nuestras manos y la presentaremos al público. Ha sido una suma de esfuerzos y de cariños, sin los cuales, no podríamos ni haber estrenado ni publicado esta obra…. Nunca nos cansaremos de dar las gracias a todos lo suficiente… Esta tarjeta es el regalito que Victoriano Santana Sanjurjo, el cerebro de esta publicación, nos ha regalado a todos como acicate para seguir en la lucha creativa…. Salud y Republica

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.