Archivo de la categoría: Ciudadano Yago (2013)

Justicia en el Guimerá para el Ciudadano Yago

Cada crítica que nos llega, nos empuja en volandas a seguir adelante en esta trinchera de la cultura. Pero cuando esos apuntes críticos, vienen de gente con criterio y referentes de nuestra cultura, nos sentimos premiados y sobradamente recompesados por el trabajo del día a día…. Infinitas gracias Victoriano por el artículo que guardaremos con el cariño que se le profesa a un hermano…. Salud y Republica…

En este link puedes ver el artículo al completo

Justicia en el Guimerá para el Ciudadano Yago

 

Escritor y crítico literario

Escritor y crítico literario

Magistral lección de arte dramático es la impartida el pasado sábado, 22 de febrero, en el Teatro Guimerá de la capital tinerfeña de la mano de un majestuoso Miguel Ángel Maciel, de la compañía Teatro La República, quien condujo, como solo los muy grandes saben hacerlo, un texto (Ciudadano Yago de Nacho Cabrera) que, en sí mismo, es todo un reto para cualquier actor que se precie o que busque ser apreciado, pues no estamos precisamente ante un texto sencillo desde el punto de vista técnico: sobre la base de un monólogo se producen numerosos desdoblamientos de personajes procedentes del Otelo shakesperiano que configuran los diálogos y, en según qué momentos, las acotaciones, más propias en ocasiones de la narración que del estilo directo teatral.

A la admirable por su belleza complejidad del texto (créanme, es increíble lo que Nacho ha compuesto) y a la memorable intervención de Maciel, cautivadora y merecedora, si hubiera justicia, de un Max, un Molière, un Olivier o un Tony, o los cuatro premios a la vez, hay que sumarle la presencia simbólica de un álter ego del protagonista, quien troca las palabras por la música, lo que se traduce en una suerte de cohesión que permite consolidar la secuencia principal de la representación: Yago frente al tribunal del tiempo, como se apunta en la inminente edición en formato libro de la obra teatral.

Este otro yo es el papel que, con igual maestría, desarrolla Rubén Sánchez Araña. A pesar de que el eje central de la obra recae sobre el extenso monólogo de Maciel, lo cierto es que la misión de Sánchez Araña no es baladí en la pieza representada, pues sus palabras-musicales y su situación en el escenario, tan próxima en los movimientos y en los referidos desdoblamientos, convierten en esencial su participación en el desarrollo de la trama. No es la suya una música de compañía para crear ambiente; no, ni mucho menos. La música de Rubén son las palabras de Maciel: estas no pueden convivir en el progreso del argumento teatral sin la otra. Ambos despolarizan el desarrollo discursivo para que se equilibre, para que surja la connotación simbólica de que las dos entidades actorales son necesarias para que el sentido de justicia que persigue el texto de Nacho se consolide. La dualidad representada por la balanza de la justicia (culpable vs inocente) es la que se construye con la presencia de estos dos metafóricos platillos que penden de un propósito: que los asistentes, las señorías de la historia, se pronuncien definitivamente en el juicio al que Yago debe ser sometido, cuando termine el acto y gracias a que ha sido escuchado.

El trabajo impecable sobre el escenario es el resultado del enorme talento de los dos actores y, como no puede ser de otro modo, del extraordinario trabajo realizado por el equipo técnico, con Nacho Cabrera a la cabeza, en la dirección, y (dejo al margen a muchos otros nombres que, sin duda, se me quedan en el tintero de mi teclado: escenógrafo, iluminación, transporte…) con la gran labor logística realizada por Héctor Muñoz. Este, Nacho, Miguel Ángel y Melisa Espino (responsable del área pedagógica del grupo teatral) constituyen el núcleo de Teatro La República, la compañía responsable de que Ciudadano Yago se haya convertido en una de las mejores producciones teatrales hechas durante el último año en toda España. (Pregunto: ¿Algún gestor cultural político de Canarias sabe esto?).

En julio de 2013 se estrenó Ciudadano Yago, y aunque hasta ahora no ha tenido el número de representaciones que se merece, lo cierto es que su puesta en escena ha cautivado a cuantos han visto la obra, un público que huye de lo inmensamente cómodo para someterse al placer de lo intensamente conflictivo, tanto en lo retórico como en lo social. Quienes han visto la obra no pertenecen al cupo de los candorosos, como tampoco son miembros de esta “cofradía” los que han profundizado en el sentido del Otelo de Shakespeare (1604). He ahí una clave de lo que el espectador puede esperar de esta pieza de Nacho Cabrera: nada es ingenuo ni superficial, nada es travieso o propio de almas revoltosillas, nada es ñoño; al contrario, todo es fuerza en el texto, vigor, transgresión, ruptura, subversión, pero siempre desde un orden, siempre desde una coordenada perfectamente trazada y que me permite aventurar que este Ciudadano… que me ocupa es el que hubiese escrito el mismo genio de Stratford-upon-Avon si viviese en nuestros días.

Esta precisa y perfecta segunda parte de Otelo se aprecia más cuando se tiene muy presente el texto de Shakespeare. Si nos quedásemos exclusivamente con la propuesta de Ciudadano Yago, la experiencia teatral sería en sí misma grandiosa, como lo es la audición de El anillo de los nibelungos de Wagner dejando de lado el tema mitológico germánico; mas cuando el texto de Nacho sigue al conocimiento y la presencia constante del que compuso el autor de Romeo y Julieta, la referida experiencia se muestra sublime, inevitablemente catártica.

Nacho ha tomado un gajo del árbol “oteliano” y lo ha plantado en nuestro siglo actualizando la clave de su razón de ser: en el siglo XVII, el honor y su posible pérdida conllevaban los celos y sus consecuencias; en el siglo XXI, los prejuicios -un problema de comunicación- traen consigo a su vez la necesidad de que se disipen con la justicia.

Así es, mi dilecto lector, el Ciudadano Yago que gozó el público de Santa Cruz de Tenerife el pasado sábado 22 y, el día anterior, el público de Puerto de la Cruz; y este será el que, por fortuna, podrá nuevamente disfrutar el público grancanario los próximos días 21 y 22 de marzo en el palmense Teatro Guiniguada.

Ojalá que estas sesiones sirvan para consolidar en la conciencia del público la existencia de esta joya teatral, todo un reto intelectual y estético que bien merece la pena ser disfrutado, pues en ellas se ofrecerá al mundo para su inmortalidad la edición textual de la obra, que para entonces verá la luz como quinto título de la Biblioteca Canaria de Lecturas (Mercurio Editorial).

Crítica de un espectador. Teatro Guimerá

De las cosas más maravillosas que le puede pasar a una compañía de teatro, es tener espectadores como Daniel Molini. No tenemos el gusto de conocerle, pero no queríamos dejar pasar la bonita oportunidad para agradecerle palabras tan maravillosas. Ojalá nos podamos ver pronto.

Imagen

Crítica de Ciudadano Yago, por Alejandra Flores

Actriz y Docente Teatral. Buenos Aires (Argentina)

Actriz y Docente Teatral. Buenos Aires (Argentina)

Amigos, Me resulta dífícil comentarles mis impresiones sobre el espectáculo, siguiendo algún tipo de lógica. Comienzo nombrando lo que más me impresionó de todo lo que tanto me gustó. Un espectáculo sobre un Shakespeare, contemporáneo, unipersonal, con músico en vivo, etc ,etc, que logra no caer en las trampas que la propuesta misma despliega sobre el campo de trabajo, es sin duda una proeza. Desde la dramaturgia hasta la actuación, han evitado con inteligencia y elegancia todas las entendibles tentaciones que los rodean a diestra y siniestra.

Una dramaturgia no condescendiente. Una dialéctica justa entre lo que se informa, lo que se comunica y lo que deliberadamente se muestra ambiguo. Ambiguedad que refuerza y problematiza la idea polarizada de los buenos y los malos. Evitando la tentación, por cobardía o inocencia (?), de ser pedagógica, la versión del texto se vuelve un recorrido a transitar que sólo se esclarece sobre la marcha.

La sobriedad de todas las decisiones de puesta y de la dirección de actores contribuyen a poner en primerísimo plano, la historia, las palabras.

Me parece tan interesante ver que un director experimentado y lleno de recursos, con un actor de la ductilidad y eficacia de Miguel, haya DECIDIDO contar una historia, un punto de vista. La valentía de poner el saber y el ego al servicio de la obra, y correrse (aún en un unipersonal ) del primer plano, es un acto hermosamente poético que sólo habla de sus virtudes artísticas.

En la misma línea se inscriben las decisiones musicales y de luz.

Me alegra mucho, lo mejor para ustedes Seguimos charlando. Abrazo.

Alejandra Flores. Buenos Aires (Argentina)

Victoriano Santana Sanjurjo: la insurgencia literaria

Victoriano Santana Sanjurjo, es el responsable de la edición de puesta en el mercado literario de "Ciudadano Yago"

Victoriano Santana Sanjurjo, es el responsable de la edición de puesta en el mercado literario de «Ciudadano Yago»

Acabamos por pensar que nada es casual. Y menos cuando aparece alguien por un ensayo de Ciudadano Yago, y a los diez minutos de función, cree que lo que está viendo, bien merece que la gente lo tenga en sus manos a la par que disfruta de lo que ve y oye.

Si a todo ello le sumamos la multiplicidad de conexiones que pivotan alrededor de esta otra manera de ver el arte y la sociedad que nos rodea, las coincidencias en que nuevas maneras de contar teatro y narrar la vida son necesarias y posibles, la comunión eterna está servida.

Victoriano, desde un mascarón de proa llamado Editorial Mercurio, es un insurgente de las letras y un francotirador apostado en los tejados de la desidia literaria. El Sr. Santana es el maquis silencioso que te obliga a estar en la permanente alerta de la capacidad creadora. No se le vé, pero se le huele. Es el empuje final de cada párrafo y de cada idea que a priori, tenía un valor relativo, no más amplio y grande que algunas que otras sentencias grandilocuentes que adornaban nuestros textos.

Es evidente que nadie que no respire nuestra visión del arte y la vida, no iba a poder defendernos negro sobre blanco. Pero lo más extraño es que alguien sea más «República» y «Ciudadano Yago» que nostros mismos. Su vida es dar, su camino es hacer sinceras amistades.

A pesar de la caverna en la que habita, enemigo de móviles y redes sociales, es más contemporáneo que cualquier visión innovadora y rompedora de los «culturetas» de moda. Ahí nos va a encontrar a su lado, en la lucha de la innación cultural y del «fast food» literario.

Si quieres disfrutarle, siéntate con un buen café en http://www.sadalone.org o en http://vss.sadalone.org/

Angela de Siena: Traductora de Ciudadano Yago

Aquí tenemos a nuestra traductora oficial con tres ejemplares de Ciudadano Yago. Español, Ingés e Italiano.

Aquí tenemos a nuestra traductora oficial con tres ejemplares de Ciudadano Yago. Español, Ingés e Italiano.

Como si de una regalo divino se tratara, Angela llegó para dar valor a la multiplicidad de lenguas que rodean el único lenguaje de la escena teatral. A pesar de lo universal de este arte, siempre es necesario tener a gente que sientan la misma pasión que nosotros y que sean capaces de llevar a otros idiomas, el valor de una palabra y de una exhalación colocada de forma concienzuda en cualquier texto.

Ciudadano Yago no es un texto fácil, entre sus líneas, el valor de una mirada y del giro corporal del actor, el valor de una nota musical y de la velocidad de una ristra de compases, etc… descubren una motivación concreta del personaje en cuestión.

Hacer de Ciudadano Yago un texto universal no es tarea fácil y dominar la bestia requiere de alguien que entienda de dramaturgias imposibles. Eternas Gracias Angela

Ciudadano Yago de gira por América

Cartel de la 8ª edición del Festival Internacional de Teatro La CientíficaTeatro La República y su CIUDADANO YAGO, arrancan sus preparativos para la gira americana. En concreto ya han confirmado su presencia en el 9no Festival Internacional de Teatro de la Científica, Por la diversidad cultural, entre 29 de mayo al 5 de junio 2014, en la ciudad de Lima, Perú.

Aunque no es la primera vez que Teatro La República inicia gira por sudamérica, volverá a ser una bonita oportunidad para mostrar el teatro que se hace desde Canarias en el marco de tan prestigioso Festival de Teatro Internacional. Dicho Enuentro albergará a varios montajes extranjeros y peruanos seleccionados con la rigurosidad que caracteriza al evento.

De igual modo, también nuestro espectáculo ha sido pre-seleccionado para el 10º FESTIVAL IBEROAMERICANO DE TEATRO de Mar del Plata, Argentina, luego de un laborioso trabajo de las más de 350 propuestas presentadas, según confirma Hugo Kogan, Director General de dicho festival

Docu Ciudadano Yago

Aquí pueden ver un pequeño reportaje realizado por Redshooting sobre el resultado final del espectáculo CIUDADANO YAGO, basado en la obra Otelo de W. Shakespeare, de TEATRO LA REPUBLICA. En el mismo podemos ver un poco el proceso de ensayos del espectáculo, así como varias declaraciones de su director Nacho Cabrera, como del actor Miguel Angel Maciel y el músico Rubén Sánchez. Esta grabación fue hecha el 20 Noviembre de 2013 en el Teatro Cruce de la Culturas, del Cruce de Arinaga en la Villa de Agüimes.

CIUDADANO YAGO con Los Legas

IMG_8634Anoche tuvimos el placer de compartir nuestro CIUDADANO YAGO con los amigos de la Asociación Cultural Los Legañosos. Fue una noche mágica porque suponía que Teatro La República volviera a la que fue su casa y lugar de trabajo y ensayos durante muchos años. Volver a pisar el escenario de lo que fue el Teatro La República ha sido una maravillosa experiencia que esperamos repetir. Al final, el veredicto volvió a absolver a nuestro acusado, y ya es la segunda ocasión que sucede.

IMG_8629CULPABLE: 47,37 %
INOCENTE: 52,63 %
https://teatrolarepublica.com/veredictos-populares/

Esta es la magia del teatro y del público de cada lugar. Un mismo espectáculo y una multiplicidad de interpretaciones que nos enriquecen cada noche. Nos viene a la cabeza aquel poema de Jaime Gil de Biedma titulado “Volver“, y que apareció en el poemario “Moralidades” en el año 1966.

 

VOLVER

Mi recuerdo eran imágenes,

en el instante, de ti:

esa expresión y un matiz

de los ojos, algo suave

en la inflexión de tu voz,

y tus bostezos furtivos

de lebrel que ha maldormido

la noche en mi habitación.

Volver, pasados los años,

hacia la felicidad

-para verse y recordar

que yo también he cambiado.

IMG_8628

_MG_6386_Otelo-1Los espectadores siguen opinando sobre Ciudadano Yago

Los espectadores siguen avalando a Ciudadano Yago. Seguimos recibiendo críticas que agradecemos muchísimo y que guardamos con mucho cariño. Gracias a todos por el empuje… «Mi propio veredicto es Culpable, nadie me vio sentir, pero juro por mi honor, q aún tengo escalofríos!!… «He de reconocer que salí maravillado de ver un espectáculo con tanta crítica social…con una versión fantástica, de un magnífico director Nacho Cabrera Guedes, un actor-violinista Rubén Sánchez que me estremeció en mas de una ocasión con su interpretación y un Yago Miguel Ángel Maciel que Shakespeare estaría impresionado con su actuación.«… Mil gracias a todos

Spot Ciudadano Yago

Excelente reportaje realizado por Redshooting sobre el proceso de ensayos de la adaptación de la obra Otelo de W. Shakespeare, CIUDADANO YAGO de Teatro La Republica. En el mismo podemos entrar en una sesión de trabajo de la compañía con el actor Miguel Angel Maciel, el músico-intérprete Rubén Sánchez Araña, bajo la dirección de Nacho Cabrera. Esta grabación fue hecha a finales del mes de Mayo de 2013 en el Centro Cultural de la Villa de Ingenio.