Archivo del sitio

Difusión Escénica distribuye LOS IMPOSTORES

Reportaje LOS IMPOSTORES diario LA OPINIÓNEl diario LA OPINIÓN de Tenerife recogió ayer la noticia de la formula de confluencia entre las empresas Teatro La Republica y Reymala, que desde hace algún tiempo decidienron unificar esfuerzos de logística y distribución a través de la productora Difusión Escénica, de la cual nació el sello teatral tinerfeño.

Ambas compañías han decidido dar el paso pues, aparte de que comparten muchos ideales y llevan tiempo notando el feeling, han conseguido, tras haber presentado un proyecto en convocatoria pública, una residencia de Espacio de Teatro Contemporáneo ETC del Ministerio de Cultura del Gobierno estatal.

En esta puesta en escena dirigida por Nacho Cabrera intervienen cinco actores. En el particular caso de esta producción, solamente actúa un miembro de Reymala, que es el propio Tapia, original de Córdoba pero afincado en La Laguna desde hace años. De los actores de La República, aparecen en Los Impostores la cubana Yanara Moreno, el argentino Miguel Ángel Maciel y los grancanarios Sara Álvarez Hernández y Toni Báez.

Comienza la campaña de Crowdfunding de LOS IMPOSTORES

los impostores_trzDespués de haberlo anunciado desde hace tiempo, finalmente ya hemos comenzado la campaña de crowfunding dirigida a recabar apoyos para la construcción de nuestra escenografía. Con ello queremos visibilizar además, el apoyo que todos los amigos y fieles espectadores de Teatro La República nos dispensan continutamente. En esta ocasión esperamos volver a recaudar el 210% de nuestro anterior proyecto, CIUDADANO YAGO, lo que supuso para nosotros todo un éxito.

Estamos en estos tiempos inciertos, luchando por llevar el teatro y la cultura desde Canarias hacia el resto de la península. Por eso tu colaboración es vital en estos momentos de desasosiego e incertidumbre. A cambio, los mejores asientos para las funciones de estreno en Gran Canaria, Madrid y Tenerife, asi como contenidos exclusivos sólo para los mecenas.

Nacho Cabrera leerá el Mensaje por el Día Internacional del Teatro 2014

El director titular de Teatro La República será el encargado de leer el manifiesto por el día mundial del teatro, que se desarrollará el 27 de Marzo del presente 2014 en el Teatro Guiniguada de la capital grancanaria.

Cartel de la actividad a desarrollar por el Teatro Guiniguada con motivo del día mundial del teatro 2014

Cartel de la actividad a desarrollar por el Teatro Guiniguada con motivo del día mundial del teatro 2014

«El Día Mundial del Teatro (World Theatre Day) fue creado en 1961 por el Instituto Internacional del Teatro (ITI). Se celebra anualmente el 27 de marzo por los Centros ITI y la comunidad teatral internacional. Varios eventos teatrales nacionales e internacionales son organizados para conmemorar esta ocasión. Uno de los más importantes es la circulación del Mensaje Internacional del Día Mundial del Teatro a través del cual, por invitación del ITI, una figura de talla mundial comparte sus reflexiones sobre el tema del Teatro y una Cultura de Paz. El primer Mensaje Internacional del Día Mundial del Teatro fue escrito por Jean Cocteau (Francia) en 1962, para este año 2014, se le ha encargado dicho manifiesto al director Brett Bailey.

 Primero fue en Helsinki, y luego en Viena, en el 9º Congreso Mundial del ITI en junio de 1961 que el Presidente Arvi Kivimaa propuso en nombre del Centro Finlandés del Instituto Internacional de Teatro que un Día Mundial del Teatro sea instituido. La propuesta, respaldada por los centros escandinavos, se realizó por aclamación.

 Desde entonces, cada año el 27 de marzo (fecha de la apertura de 1962 del “Teatro de las Naciones” temporada en París), el Día Mundial del Teatro se celebra en muchas y variadas formas por los Centros Nacionales del ITI de los cuales en la actualidad hay casi 100 en todo el mundo.

Cada año, una figura sobresaliente en el teatro o una persona excepcional en corazón y espíritu de otro campo, es invitada a compartir sus reflexiones sobre el teatro y la armonía internacional. Lo que se conoce como el Mensaje Internacional se traduce en más de 20 idiomas, leído por decenas de miles de espectadores antes de las presentaciones en teatros de todo el mundo e impreso en cientos de diarios. Colegas en el ámbito audiovisual dan una mano fraternal, más de cien estaciones de radio y televisión que transmiten el Mensaje a los oyentes en todos los rincones de los cinco continentes.»

Mensaje Internacional por el Día Mundial del Teatro 2014

Donde exista la sociedad humana, el irreprensible Espíritu de la Representación se manifiesta

Brett Bailey

Brett Bailey

Bajo los árboles en pequeños pueblos, y en los escenarios altamente tecnificados en metrópolis globales; en pasillos de escuelas y en campos y en templos; en barriadas, en plazas públicas, en centros comunitarios y en sótanos de ciudades del interior, la gente es atraída para compartir en el efímero mundo teatral que creamos para expresar nuestra complejidad humana, nuestra diversidad, nuestra vulnerabilidad, en carne viva, y aliento, y voz.

Nos reunimos para sollozar y para recordar; para reír y contemplar; para aprender y para afirmar y para imaginar. Para maravillarnos de la destreza técnica, y para encarnar a los dioses. Para capturar nuestro aliento colectivo en nuestra habilidad para la belleza y la compasión y la monstruosidad. Venimos a energizarnos, y a empoderarnos. Para celebrar la riqueza de nuestras diversas culturas, y para disolver las fronteras que nos dividen

Donde exista la sociedad humana, el irreprensible Espíritu de la Representación se manifiesta. Nacido en la comunidad, lleva las máscaras y las vestimentas de  nuestras diversas tradiciones.  Utiliza nuestros lenguajes y ritmos y gestos, y aclara un espacio  entre nosotros.

Y nosotros, los artistas que trabajamos con este espíritu ancestral, nos sentimos obligados a canalizarlo a través de nuestros corazones, nuestras ideas y nuestros cuerpos para revelar nuestras realidades en toda su mundanidad y brillante misterio.

Pero en esta era en la que tantos millones luchan por sobrevivir, están sufriendo bajo regímenes opresores y de un capitalismo depredador, están huyendo de conflictos y adversidades; donde nuestra privacidad es invadida por servicios secretos y nuestras palabras son censuradas por gobiernos entrometidos; donde los bosques están siendo aniquilados, especies exterminadas y océanos envenenados: ¿qué nos sentimos obligados a revelar?

En este mundo de poderes desiguales, en el que diversos órdenes hegemónicos tratan de convencernos que una nación, una raza, un género, una preferencia sexual, una religión, una ideología, un marco cultural es superior a todos los otros, ¿es verdaderamente defendible insistir que las artes deben estar sin cadenas frente a las agendas sociales?

¿Estamos nosotros, los artistas de arenas y escenarios, conformes con las esterilizadas demandas  del mercado, o aprovechar el poder que nosotros tenemos: el de limpiar el espacio en los corazones y las mentes de la sociedad,  para reunir a la gente alrededor de nosotros, para inspirar, encantar e informar, y crear un mundo de esperanza y generosa cooperación?

Brett Bailey

Volvemos al teatro donde se fraguó La Republica

Agüimes-567x330 Ayer volvíamos al teatro donde hace 18 años, se fraguaba el embrión de lo que hoy es Teatro La República. La Casa de la Cultura del Cruce de Arinaga, acogerá de ahora en adelante todas y cada uno de nuestros nuevos proyectos.

En nuestro proceso de búsqueda de un espacio de creación y despúes de rechazar otros lugares, ha pesado muchísimo la vuelta a casa y la querencia que el concejal de cultura del Ayto de Agüimes, Don Francisco González y todo su equipo, siempre ha tenido con el teatro y con La República en particular.

Si bien es verdad que es importante disponer de espacios óptimos para la creación, no menos importante es crear rodeados de un ambiente propicio.

Como agradecimiento a aquellos Ayuntamientos y responsables de cultura que creen firmemente en la defensa de la cultura por encima de las mentiras y los recortes, hoy nos acordamos de la alocución de Federico García Lorca al pueblo de Fuente vaqueros (Granada) en septiembre de 1931. Gracias por acogernos con los brazos abiertos….

federico-garcia-lorca“Cuando alguien va al teatro, a un concierto o a una fiesta de cualquier índole que sea, si la fiesta es de su agrado, recuerda inmediatamente y lamenta que las personas que él quiere no se encuentren allí. «Lo que le gustaría esto a mi hermana, a mi padre», piensa, y no goza ya del espectáculo sino a través de una leve melancolía. Ésta es la melancolía que yo siento, no por la gente de mi casa, que sería pequeño y ruin, sino por todas las criaturas que por falta de medios y por desgracia suya no gozan del supremo bien de la belleza que es vida y es bondad y es serenidad y es pasión.

“Por eso no tengo nunca un libro, porque regalo cuantos compro, que son infinitos, y por eso estoy aquí honrado y contento de inaugurar esta biblioteca del pueblo, la primera seguramente en toda la provincia de Granada.

“No sólo de pan vive el hombre. Yo, si tuviera hambre y estuviera desvalido en la calle no pediría un pan; sino que pediría medio pan y un libro. Y yo ataco desde aquí violentamente a los que solamente hablan de reivindicaciones económicas sin nombrar jamás las reivindicaciones culturales que es lo que los pueblos piden a gritos. Bien está que todos los hombres coman, pero que todos los hombres sepan. Que gocen todos los frutos del espíritu humano porque lo contrario es convertirlos en máquinas al servicio de Estado, es convertirlos en esclavos de una terrible organización social.

“Yo tengo mucha más lástima de un hombre que quiere saber y no puede, que de un hambriento. Porque un hambriento puede calmar su hambre fácilmente con un pedazo de pan o con unas frutas, pero un hombre que tiene ansia de saber y no tiene medios, sufre una terrible agonía porque son libros, libros, muchos libros los que necesita y ¿dónde están esos libros?

“¡Libros! ¡Libros! Hace aquí una palabra mágica que equivale a decir: «amor, amor», y que debían los pueblos pedir como piden pan o como anhelan la lluvia para sus sementeras. Cuando el insigne escritor ruso Fedor Dostoyevsky, padre de la revolución rusa mucho más que Lenin, estaba prisionero en la Siberia, alejado del mundo, entre cuatro paredes y cercado por desoladas llanuras de nieve infinita; y pedía socorro en carta a su lejana familia, sólo decía: «¡Enviadme libros, libros, muchos libros para que mi alma no muera!». Tenía frío y no pedía fuego, tenía terrible sed y no pedía agua: pedía libros, es decir, horizontes, es decir, escaleras para subir la cumbre del espíritu y del corazón. Porque la agonía física, biológica, natural, de un cuerpo por hambre, sed o frío, dura poco, muy poco, pero la agonía del alma insatisfecha dura toda la vida.

“Ya ha dicho el gran Menéndez Pidal, uno de los sabios más verdaderos de Europa, que el lema de la República debe ser: «Cultura». Cultura porque sólo a través de ella se pueden resolver los problemas en que hoy se debate el pueblo lleno de fe, pero falto de luz”.

Mancillar el honor de mis canas

IMG_0226Nunca quisimos ser Brabancio. Y aunque tampoco pretendimos que nadie usurpara tranquilidades que sabíamos ganadas, sobre los viñedos milenarios de honras familiares ancestrales, no tuvimos más remedio que ir al asalto de la nobleza para hacer entender la historia de Yago. Como si de un animal acorralado se tratara, trata de salir al paso del tribunal que le juzga desde su condición de urdidor.

Estamos frente a un montaje absolumente vital, donde el susurro y el cuchicheo es leit motiv, es la frontera entre la que se mueve una controlada bipolaridad interpretativa. Nada debe quedar en la pose de un cuentero, y el valor de los mínimos gestos es lo que definitivamente nos dará la dimensión de una meditada interpretación (un bastón que se arrastra, dos monedas que golpean al azar, …)

Yago es un personaje escondido, que ahora es obligado a hacer un ejercicio de streeteasy ante un público que ejerce de implacable jurado. Yago tiene en su cabeza a todos y cada uno de los personajes que debe interpretar, en un estrado que no le es nada propicio de inicio.

A pesar de todo, aún dudamos de que teniendo la oportunidad de enmendarse, no hiciera caso a la invitación liberadora de… “Parte a Chipre, mi necio caballero. Parte a Chipre”…. O quizás si….